- ir al inicio -

Noticias

:: Ampliar foto ::

07/08/2012 I Historias de Malagueño I Malagueño, visto desde afuera

En la página web revistamatices.com.ar, el Dr. Carlos Seara, uno de los geólogos más prestigiosos del medio, brinda datos de Malagueño, para el análisis y la discusión.

 

TE VOY A CONTAR UNA HISTORIA

Uds. los editores son los culpables de haber abierto el arcón de mis recuerdos para rescatar desde la memoria pasajes de la vida de un pueblo minero por excelencia, hoy ciudad como es Malagueño. Fíjense, por ejemplo, que si a alguna población le pertenece el “Festival de la Minería” es a Malagueño, ya que a San Carlos Minas le queda sólo el nombre.

Son culpables también de que como una cuestión especial en el mismo ejemplar, otro artículo, pretende ventilar aspectos de las vetustas estructuras de la Dirección, a veces Secretaría de Minería de la Pcia., a la que se le asignaba tal o cual rango según fuera el pédigree del funcionario designado.

La casa de la Av. Hipólito Irigoyen, en su devenir, ha visto pasar algunos hombres y nombres de dudoso reconocimiento en el ambiente geológico, ciertos teóricos conocedores de las herramientas y equipos mineros gracias a las exposiciones del sector y varios punteros políticos, que de antemano, se suponía que desde ese lugar no harían demasiado daño, salvo las consecuencias ambientales derivadas de la inacción.

Como el diagramador de la revista incluyó las dos notas, voy a mancomunarlas dando origen a la historia referida en el título.

Me anticipé a decir que Malagueño es en Córdoba el pueblo minero por antonomasia; un Intendente radical, de varios periodos en tales funciones, tenía una muletilla. Solía decir: “Yo soy el Intendente del polvo”, en clara alusión al particulado fino que flotaba en el aire y cubría con un manto blanco techos, paredes, árboles, la Estación Ferroviaria, la Iglesia y todo aquello plantado y adherido al suelo. Es que Canteras Malagueño, la otrora empresa de los Ferreyra, se entremezclaba con la población, el barrio Montevideo era el mejor ejemplo, enclavado a pocos metros de los frentes de cantera, en cada voladura, los ranchos soportaban las “cascoteadas”. A nadie le preocupaba. Otro intendente, de otro color político, tenía fuertes vinculaciones familiares con personal del staff directivo de las canteras.

El pueblo comprometido económicamente con los capitales empresarios, siempre permaneció en un mutismo absoluto. El ambiente estaba ahí pero nadie se hacía cargo. Es más, la desaparición del monte natural fue obra conjunta entre los hornos de cal y la población que hizo tabla raza con la vegetación.

Ciertos reclamos se hicieron oír cuando luego de inauguradas las viviendas del barrio Santa Bárbara, estas se agrietaron por causa de las vibraciones producidas por las voladuras en los frentes de explotación.

Reconozco una movida ambiental inusitada cuando desde Carlos Paz se intentó, siguiendo lo aconsejado por una Consultora Internacional Bechtel, el volcamiento de los líquidos cloacales del municipio en el área de influencia de la Cuenca de “La Lagunilla”, enclave de aprovisionamiento de agua de Malagueño.

En todos los acontecimientos comentados, Minería de la Provincia no tuvo ninguna actuación, no han servido las leyes vigentes y eso que son varias, partiendo de la Nº 7343 sancionada el 29/8/85 – Ley Provincial del Ambiente – y sus modificaciones -ley 8300 sobre el tema agua del 21/8/93, la 8789 sobre conservación del ambiente del 24/9/99- hasta la mismísima Constitución de la Provincia, vigente desde el 26/4/87.

El empresariado del sector siempre acordó con la autoridad municipal para seguir en la misma tesitura: era siempre más barato pagar la multa que modificar el sistema.

Me viene a la memoria el funcionamiento de los filtros de la fábrica de cemento de Corcemar en Yocsina, que “venteaban” polvos impalpables, los que después se depositaban sobre la autopista produciendo una especie de “estucado” que incrementaba el riesgo de accidentes en la zona, por falta de adherencia de los vehículos al pavimento.

Hoy la Ley nacional Nº 25675 – Ley General del Ambiente – sancionada y vigente desde el 27/11/2002- es letra muerta ignorada por municipios, provincias y Nación cuando aparecen interferencias entre la ley y los intereses empresariales o de las corporaciones del sector.

La tan mentada “remediación” no se consigue sólo con forestar con especies nativas.

El Cerro “Malagueño” prácticamente, ha desaparecido; las serranías aledañas han sido reemplazadas por profundas lagunas, los pisos de canteras han obligado a la capa freática a ubicarse en niveles estáticos más profundos.

Hay que reconocer que la minería como actividad extractiva no ha demostrado ser sustentable, ni su desarrollo armónico con el ambiente. Ahí están los diques de colas sin remediación de la mina Los Gigantes. Córdoba y su población esperan desde hace más de 20 años que en esa zona se haga algo más que proponer forestaciones. 

 

¿POR QUÉ NO TODOS SOMOS MALAGUEÑO?

Lo primero que hay que decir es que se trata de una cuestión de escalas. La Alumbrera en Catamarca pulveriza diariamente 340.000 toneladas de rocas, utilizando 100 millones de litros de agua también por día; la vida útil del yacimiento está prevista en 20 años; Veladero en San Juan procesa diariamente alrededor de 200.000 toneladas de roca, emplea 70 millones de litros de agua y su vida útil como yacimiento se prevée en 30 años; la Barrick en Famatina -La Rioja- pretende usar el sistema de minería a cielo abierto arrasando con el cerro, sus nevados de cuyas aguas se surten las poblaciones aledañas, para ellos es una cuestión de vida o muerte. Si permiten la explotación desaparecerán con el cerro.

Malagueño está muy lejos de parecerse a cualquiera de los enclaves mencionados en cuanto a la producción de roca volada, tampoco se emplean tóxicos como el cianuro, el ácido sulfúrico, cresoles, xantatos, terpenos, ácido prúsico, etc.; no se utilizan grandes cantidades de agua en el proceso; no quedará como remanente un dique de colas con drenaje ácido a remediar, como siempre, por Juan Pueblo; tampoco se han producido cortes de rutas, puebladas y atropellos contra gente indefensa tanto de parte de las policías provinciales y Gendarmería, como de matones al servicio de las empresas mineras.

Aquí estamos frente a una minería de mediana envergadura, que indudablemente también deja sus secuelas.

Otro aspecto es la población. En Malagueño los habitantes están integrados al quehacer minero, viven de él ya sea como empleados de las empresas mineras o sus subsidiarias, de las fábricas de bloques, pinturas, etc.; hay un conocimiento total y desde mucho tiempo atrás, de los beneficios y los problemas con que se convive, todos son concientes de los daños ambientales y que ellos se acrecientan en la misma medida del avance de las explotaciones, pero para ellos ya es una costumbre mirar un paisaje de lomas “peladas”, de cerros desgarrados, de grandes cicatrices en el suelo, de socavones abandonados, todo aquello demostrativo que la zona ha sido sometida, por mucho tiempo, a una intensa actividad minera. 

Para quienes transitamos la autopista a Carlos Paz, Malagueño es sólo un cartel indicador del desvío, su posición marginal da como resultado que se desconozca su realidad. 

Creo que en esta pequeña síntesis, se explica el “porqué no todos somos Malagueño”. 

 

UNA REFLEXIÓN PARA EL FINAL

Respecto al comentario de mi colega, el Dr. Aldo Bonalumi, respecto del cumplimiento de las leyes en materia ambiental, donde manifiesta que la minería es la actividad que más controles ambientales posee. Las leyes sancionadas no sirven si no se ponen en práctica exigiendo su cumplimiento a través de organismos de estricto control.

No me sirve una ley que exige auditorías realizadas por consultoras elegidas y contratadas por la misma empresa minera que arrasa con cerros, montes naturales, corrientes de agua, etc. No me sirve una ley mediante la cual se contrate a una universidad nacional para que realice determinada supervisión cuando la empresa minera es benefactora de esa universidad. No me sirve una ley que autorice el uso indiscriminado e irracional del agua por parte de las mineras cuando con este accionar se restringe la utilización del agua a las poblaciones y sus emprendimientos de la economía regional. No me sirve una ley que protege los glaciares y el ambiente periglacial, si la misma queda paralizada por una orden de un Juez Federal y esta medida obliga a que el inventario se dilate un año más, mientras las empresas mineras siguen erosionando nuestros hielos y aplanando la Cordillera. 

Invito a los lectores a enterarse del paquete de leyes que favorecen al sector minero, son las conocidas como las leyes mineras de Menem y Cavallo que por la década del 90’ del siglo pasado, extendieron concesiones especiales a los inversores, la inmensa mayoría de ellos, extranjeros.

Muchos de esos beneficios no los tienen otras actividades económicas dentro del territorio nacional.

 

 

 


 

Fuente: revistamatices.com.ar

 


 

 

 

 

Otras Noticias

13/04/2018 LUIS ALBERTO OLIVA, DE MALAGUEÑO A LA ANTARTIDA... (leer +)

13/02/2017 EL PAYO GODOY Y SU AMOR POR LA MÚSICA... (leer +)

31/01/2016 CRISTIAN SMILLOVICH, EL YOCSINENSE QUE SE HIZO ULTRAMARATONISTA EN LA PATAGONIA... (leer +)

27/01/2016 EL PRÓXIMO DOMINGO, EL JOVEN MALAGUEÑENSE DAVID GRANEROS BAILARÁ EN COSQUÍN... (leer +)

30/12/2014 1ra EDICIÓN DE LOS MALAGUEÑO CANTERA DE TALENTOS... (leer +)

10/11/2014 SELENE SENESTRARI Y SU ESPOSO RECIBIERON LA BENDICIÓN DEL PAPA FRANCISCO... (leer +)

19/08/2013 Historias de Malagueño: Panificación Cascone - 117 años al servicio de la comunidad.... (leer +)

27/03/2013 Juan Bogacki, el primer intendente constitucional de Malagueño... (leer +)

18/03/2013 Paco Funes, "el artista callejero", le compuso una canción al Papa Francisco... (leer +)

23/01/2013 Tres vidas, entre piedra y cemento... (leer +)

21/01/2013 La casa propia con el sudor en la cantera (la historia del "pelado Gutierrez)... (leer +)

10/01/2013 1983 - 2013 30 años de Democracia en Argentina... (leer +)

26/12/2012 La Vuelta "El Tala", Malagueño tiene una leyenda... (leer +)

10/12/2012 29 años del regreso de la democracia a nuestro país. Quiénes fueron los intendentes de Malagueño ?... (leer +)

01/12/2012 Se apagó el horno de Yocsina... (leer +)

www.infoguiamalagueno.com.ar /