- ir al inicio -

Noticias

:: Ampliar foto ::

13/04/2018 I Historias de Malagueño I LUIS ALBERTO OLIVA, DE MALAGUEÑO A LA ANTARTIDA

"Desde que ingresé a la Armada, la Antártida siempre ha sido mi meta", expresó el Suboficial Segundo Luis Alberto Oliva, quien se encuentra por tercera vez en el continente blanco, hoy a bordo del rompehielos ARA "Almirante Irízar". El marino malagueñense continúa brindando apoyo a la Campaña Antártica de Verano, luego de cumplir con éxito la misión de ser miembro del grupo que puso operativo el refugio naval antártico Groussac.

El malagueñense Luis Alberto Oliva es Suboficial Segundo Maquinista y hace carrera en la Armada Argentina desde 1999, así habló con la Gaceta Marinera, de los desafíos y alegrías de una vocación ligada al mar. 

Luis Alberto dejó su querido terruño en busca de profesión y aventura. "En un principio pensé ingresar a Fuerza Aérea como la mayoría de los cordobeses, pero tenía dos amigos en la Armada con los que siempre charlábamos y cada día me atraía más la Institución. Me fascinan los aviones pero a su vez, el mar y navegar; así fue como comencé a pensar en una experiencia más allá de mi provincia por mi espíritu aventurero", confesó.

Su familia apoyó la decisión de ingresar a la Armada y lo hace hasta el día de hoy, contó. "Somos siete hermanos, tres varones y cuatro mujeres muy unidos, mis papás fallecieron pero todos mis afectos están en la ciudad donde crecí. Ellos saben que de chico siempre me gustó ir a los desfiles, que era mi sueño ser militar y hoy están muy contentos y orgullosos de mi elección."

Dijo que los recuerdos de su Malagueño natal son muchos, "son lindos recuerdos y los momentos que más se añoran son los de la infancia, los amigos y las salidas, y el comenzar a conocer la vida desde ese pueblo, que queda entre la capital y Villa Carlos Paz", aseguró. Malagueño posee unos 13 mil habitantes y está situado al sudeste de Santa María, unos 25 kilómetros de la Ciudad de Córdoba.

José Luis aún mantiene vívido un recuerdo de su querida abuela, quien se acercó con su bastón hasta la Plaza San Martín para despedirlo en su viaje a Buenos Aires para ingresar a la Armada, "rumbo a lo desconocido", como él remarcó.

Y desde que ingresó, el Suboficial Oliva se propuso la Antártida como meta, "sabía que la comisión antártica era un premio y que debía hacer una buena carrera para ir; me esforcé y pude lograrlo", relató. Después de egresar de la Escuela de Suboficiales fue de pase a la Escuela Naval Militar, luego a Mar del Plata donde estuvo a bordo del ARA "Comodoro Rivadavia" y más tarde en el buque oceanográfico ARA "Puerto Deseado", donde realizó su primera campaña antártica y la segunda, el siguiente año.

Del "Deseado" se fue destinado al aviso ARA "Irigoyen", luego al logístico ARA "Patagonia" para, más tarde, regresar a la Escuela Naval Militar, su actual destino en Río Santiago, donde está encargado de Técnica Civil, infraestructura y mantenimiento de parques y jardines. "Allí me salió la comisión para reparar el refugio Groussac aunque no la esperaba, porque me propuse voluntario para hacer invernada en la base Orcadas", expresó sorprendido y entusiasmado.

 

Experiencias antárticas de un nacido en las sierras

"La primera vez que fui a la Antártida, embarcado en el buque oceanográfico, recuerdo aquella ansiedad de llegar al puerto de Ushuaia, la sensación de querer cruzar el Pasaje de Drake, de ver los pingüinos y ballenas en su estado natural. Recuerdo que estuve contemplando dos horas el primer témpano que apareció, fue todo un espectáculo", sonrió Luis Oliva.

 "Ahora estar embarcado en el 'Irizar' es una gran emoción porque cumplo el sueño de venir a la Antártida en el rompehielos, luego de 19 años de Armada. En este viaje, como en todas las navegaciones, llevo fotos de mi familia, especialmente de mis hijos Diego de 14 años y Franco de 9". A bordo, su compañía incondicional es el mate, apuntó con apego de buen cordobés.

Esta oportunidad de regresar al continente blanco se vuelve indescriptible para él. "Es difícil describir las sensaciones, es un lugar de paz y tranquilidad y al mismo tiempo de desafío y sacrificio para cumplir con la tarea encomendada." Del "Irízar", el Suboficial Oliva pasó al aviso ARA "Estrecho de San Carlos" que lo trasladó junto al grupo de reparaciones al refugio Groussac a principios de marzo.

La dotación asignada para las tareas de apertura, mantenimiento y reparación del refugio estuvo integrada por más miembros de la Armada; por el Jefe de la misma, Teniente de Fragata Franco Romero, y los suboficiales de especialidades en Máquinas, Control Averías, Mar, Enfermería, y Electricidad. La misión principal del equipo fue dejar habitable y operativo al refugio, y lo consiguieron con éxito luego de varios días de arduo trabajo.

Se realizó un mantenimiento estructural y general tanto interno como externo. La tarea más importante fue el recambio del techo compuesto por madera y membrana; el frente de madera se hizo nuevo y se pintó, se cambiaron ventanas y postigos, y se reparó el baño. El refugio cuenta con dos habitaciones; las camas de madera y cuchetas de hierro fueron removidas por unas de metal. La habitación más pequeña fue acondicionada como depósito, provista de alacena y botiquín. También había una cocina a leña de hierro que fue reemplazada por una a gas, que el mismo grupo de trabajo estrenó, y la de leña quedó como hogar. Se cambió el sistema eléctrico y se colocaron cables nuevos, bastidores, toma corrientes, portalámparas y lámparas led.

El refugio naval Groussac está ubicado en la isla Petermann de la Península Antártica, en la costa sur del Puerto Circuncisión. Fue construido por la Armada Argentina el 6 de febrero de 1955 y cumple un propósito similar a los refugios de montaña en el país: equipado con provisiones para futuros invernantes e investigadores. Lleva este nombre en honor a Paul Groussac (1848-1929) escritor e historiador francés radicado en Argentina, autor de un alegato sobre la reclamación argentina de las islas Malvinas y de varias biografías de próceres argentinos.

 


Fuente: www.gacetamarinera.com.ar


 

 

Foto Galería

 

Otras Noticias

12/10/2018 LA FAMILIA DE SAN NICOLÁS QUE SUEÑA QUE EL VIENTO LA LLEVE A ALASKA...... (leer +)

28/07/2018 FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDO MALAGUEÑO !!!... (leer +)

13/02/2017 EL PAYO GODOY Y SU AMOR POR LA MÚSICA... (leer +)

31/01/2016 CRISTIAN SMILLOVICH, EL YOCSINENSE QUE SE HIZO ULTRAMARATONISTA EN LA PATAGONIA... (leer +)

27/01/2016 EL PRÓXIMO DOMINGO, EL JOVEN MALAGUEÑENSE DAVID GRANEROS BAILARÁ EN COSQUÍN... (leer +)

30/12/2014 1ra EDICIÓN DE LOS MALAGUEÑO CANTERA DE TALENTOS... (leer +)

10/11/2014 SELENE SENESTRARI Y SU ESPOSO RECIBIERON LA BENDICIÓN DEL PAPA FRANCISCO... (leer +)

19/08/2013 Historias de Malagueño: Panificación Cascone - 117 años al servicio de la comunidad.... (leer +)

27/03/2013 Juan Bogacki, el primer intendente constitucional de Malagueño... (leer +)

18/03/2013 Paco Funes, "el artista callejero", le compuso una canción al Papa Francisco... (leer +)

23/01/2013 Tres vidas, entre piedra y cemento... (leer +)

21/01/2013 La casa propia con el sudor en la cantera (la historia del "pelado Gutierrez)... (leer +)

10/01/2013 1983 - 2013 30 años de Democracia en Argentina... (leer +)

26/12/2012 La Vuelta "El Tala", Malagueño tiene una leyenda... (leer +)

10/12/2012 29 años del regreso de la democracia a nuestro país. Quiénes fueron los intendentes de Malagueño ?... (leer +)

www.infoguiamalagueno.com.ar /