- ir al inicio -

Noticias

:: Ampliar foto ::

26/11/2010 I Entrevistas I Una entrevista mano a mano con Roque Ramallo, el DT de Almirante Brown

El entrenador del auriazul de Malagueño y su pasión por el fútbol. Su historia como jugador y como DT, todo sobre el orientador táctico de Brown en esta nota.

Roque Ramallo, comenzó su carrera como DT a muy temprana edad, ya que con tan solo 22 años tuvo un accidente que lo marginó de las canchas, primero dirigiendo equipos de barrios y luego al Club Atlético Bella Vista, del cual se declara hincha. Al equipo del "pocito" lo llevó  a su primera participación en el torneo Argentino B. Llegó a Almirante Brown como preparador físico, de la mano de su amigo Carlos “La Pantera" Tonckovich, pero con el tiempo y tras la partida de Tonckovich agarró las riendas definitivas de la primera división del club.

¿A qué edad se comenzó a relacionarse con el fútbol?

La verdad, desde que estaba en el vientre de mi querida madre, nací en un barrio muy popular y futbolero de la ciudad de Córdoba como es Bella Vista, ahí, nací, crecí y me forme como jugador de fútbol.

¿En que club?

En aquel entonces los baldíos, las barrancas y la cañada eran predominantes en el sector, cualquier espacio lo transformábamos en una canchita de fútbol, mi padre al ver que tenía algunas condiciones me inscribió en el Club Atlético Bella Vista, en esa época el era jugador de esa institución. Debute en primera división a los 17 años de edad, jugando allí hasta los 22, teniendo como DT al “Coco” Belussi, en primera división y a Raúl Peralta Padre, junto a Leonardo Zalazar en reserva, quien con el tiempo terminó siendo el P.F. de mi cuerpo técnico en Bella Vista en el año 2000- 2001, durante el torneo Argentino “B”. Un hecho para destacar es que en aquella años de los 70-80, a mi entender fueron los mejores años del fútbol de Córdoba, en donde los más chicos, imitaban a los MAMELI, a los CURIONI, a los ARDILES, a los GUERINI, a los WILLINTONG, a la MILONGUITA HEREDIA (hoy DT del club Banco de Córdoba) a los REINALDI, en fin ídolos del fútbol cordobés.

¿En qué puesto jugaba?

Cuando comencé, lo hice como delantero, por los ídolos que mencione anteriormente; quería ser como ellos. Era muy rápido y habilidoso, cuando ingrese al club me formaron como medio campista, en aquellas épocas el enganche, era el “10”, y jugaba por la izquierda (lo que es hoy carrilero por izquierda), ese era mi puesto. El sistema de juego que se utilizaba era el 4-3-3, con tres delanteros que hacían temblar las defensas.

Lamentablemente tuve que dejar el fútbol, por un accidente, a los 22 años. En el mejor momento de mi vida, por mi juventud, por mis proyectos y por lo que había elegido, ser jugador de fútbol. Tuve un accidente de tránsito con la motocicleta, quedándome parapléjico totalmente, casi pierdo la vida, si no hubiera sido por mi estado atlético y mis pulmones limpios, la hubiera perdido y gracias a Dios y a la Virgen que con el tiempo me devolvieron las piernas, pero ya no para jugar al fútbol, sino para manejarme solo en la vida.


¿Qué fue lo que hizo al volver a dar sus primeros pasos?

Lo primero, fue formar una familia. Lo segundo, tener los hijos maravillosos que tengo (cuatro hijos, todos juegan al fútbol, el mas grande lo hizo en All Boys, el segundo hoy lo hace aquí en Brown, el tercero lo hizo en Talleres y quien quiere venir a jugar a Brown y el cuarto, lo hace en Talleres). Lo tercero, estudiar, para tener un futuro, aprender y recibirme para lo que soy hoy, un empleado judicial y un formador de jugadores. 

¿Cómo fueron sus primeras experiencias como DT?

Comencé dirigiendo en los barrios de Córdoba, en un equipo de veteranos de mi barrio, lo hice durante muchos años siendo muy jóven, participando activamente, logrando reactivar ligas amateur, entre otras cosas, la “Liga Zona Sur” en Bº Villa El Libertador de la ciudad de Córdoba, donde se destacaban grandes figuras del fútbol local ya que se jugaba los días domingos y después de actuar en sus clubes lo hacían en dicha liga. En aquel entonces surgía un periodista llamado “El Pescado Ferrer”, trabajaba en una radio de Bº Comercial, logrando con el trasmitir los partidos que allí se jugaban y transmitirlos por el canal televisivo de Bº Villa El Libertador. Luego, nos trasladamos con el equipo al otro lado de la ciudad y fundamos, junto a otros amigos la llamada hoy “Liga Zona Oeste”, llegando a participar en la actualidad más de 30 equipos.
Es allí donde hago un clic y pienso como seguir ligado al fútbol, dirigente no quería ser, y la única manera era como director técnico, lográndolo junto a ex figuras como “La Araña” Amuchastegui; Humberto Coloccini; Andrés Chazarreta; “El Pato” Gasparini; Víctor Heredia; “Cuchillo” Peñaloza, en fin, de todos ellos aprendí muchísimo, sus experiencias, sus vivencias y su trayectoria. Me recibí primero, como Instructor Nacional en Fútbol y luego como Director Técnico. Transcurría, por aquellas épocas, los años 1994- 1995 y desde ese entonces me he dedicado de lleno a esta pasión que llevo adentro.

¿En que club de la Liga Cordobesa de Fútbol dirigió su primeros encuentros?

Me acuerdo que todavía no me había recibido y ya dirigía, creo que el potrero, los barrios y haber jugado más de 150 partidos en primera, me dieron mucha experiencia también, no es lo mismo, pero me sentía respaldado y lo hice en el club de mi barrio del cual fui jugador y del cual soy hincha, el Club Atlético Bella Vista y es allí, en mi querido club donde hice historia, por decirlo “ fui profeta en mi tierra”. Me acuerdo que el equipo había descendido de la “A” a la “B”, en el año 1994 y en el año 1995 asumí como DT y allí logre, como primera experiencia jugar una final con la reserva ( hoy tercera especial), en cancha de Instituto frente a Villa Siburu quedando, con el primer equipo fuera de la final por diferencia de gol. Esto hizo que los dirigentes confíen en mi y me dieron continuidad, para que al año siguiente (1996) llevar al club ascenso directo, ese año también fuímos campeones en en reserva. En 1999 y 2000 clasificamos con Bella Vista a sus dos únicas participaciones en el torneo Argentino “B”. Con ese equipo llegamos hasta la anteúltima fase, pero por falta de dinero, el plantel se desarmó y quedo fuera del torneo.

¿Qué otros planteles dirigió?

Los planteles que he tenido siempre han sido jóvenes, que mezclados con jugadores de experiencia, han sido competitivos, con mucha jerarquía y respeto dentro del campo de juego. A los más jóvenes hay que apuntalarlos, pero siempre darles su oportunidad. En su momento hice debutar con 14 años en primera división a Livio Prieto; quien después fue referente, un ídolo juvenil, salió campeón en el único Torneo Argentino sub 17 que se realizo en Buenos Aires “Copa Correo Argentino”, representando a Córdoba. Luego fué convocado por Néstor Pekerman al Seleccionado Nacional que logró el Mundial Sub 20 en Mar del Plata. Fue un orgullo haber acompañado, en la formación a ese jugador. Paralelamente también dirigía en la Filial Norte del Club Atlético Talleres de Córdoba en las categorías 4º, 5º y 6º, por lo que seguí ligado a planteles jóvenes.

En que otro equipo dirigió?

Dirigí en Juvenil de Barrio Comercial en primera división “A” (1998), recién ascendido; junto a otro referente del fútbol de Córdoba como lo fue el “Ñoño” Márquez (fallecido) y luego lo volví a dirigir en el año 2005- 2006. También en el Club Atlético All Boys, en el año 2003- 2004. He dirigido también al Club Deportivo Banfield en 2007, para luego volver a All Boys en 2008.

¿Cuáles Fueron sus logros en dichos clubes?

En Juvenil mantuve la categoría hasta que me retire de la institución. A All Boys lo lleve a jugar el cuadrangular final por un ascenso, quedando afuera por penales frente al Deportivo Banfield y teniendo en ese plantel, entre otros a un jugador de mucha experiencia y trayectoria, como lo fue el “Tano” Spallina (referente del Club Atlético Belgrano). 

¿Qué enseñanza le dejo dirigir en el torneo Argentino “B”?

Como enseñanza muchísima y muy rica en su experiencia. Haber trabajado con gente de mucha jerarquía, con planillas no habituales de trabajo, de viaje y dirigir a jugadores de trayectoria como Ricardo Montenegro –ex Talleres, Atlético de Rafaela, etc. (hoy DT de Los Municipales) Marcelo Capdevila – que completo su formación en Bella Vista y luego fue adquirido por equipos de A.F.A (Ex jugador de All Boys, de Racing de Córdoba, Tigre, etc.), Carlos “La Pantera” Tonkovich (ex técnico de Brown) Martín Sarandon ( ex jugador de Universitario y Belgrano, hoy en el fútbol de Tailandia) Carlos Vigilante (ex Racing, Universitario y hoy jugando en Bolivia) habiéndolo visto jugar contra Boca Juniors por la Copa Libertadores. Podría nombrar a muchos más, pero no es necesario, ellos lo saben y actualmente mantengo una excelente relación de amistad con todos y haber dirigido no solo en el interior provincial, sino también en el interior del país. Las enseñanzas de los viajes, saber elegir los lugares de pretemporada, las concentraciones, los hoteles, el dormir, y comer fuera del hogar, lejos de la familia, no poder ver crecer a mis hijos como lo hubiera querido.  A pesar de todo, la familia siempre me acompaño en mi carrera, teniendo una anécdota jugando en San Francisco contra Sportivo Belgrano, quisieron agredirlos cuando se enteraron que era mi familia. En fin, en lo futbolístico me hizo crecer como persona primero y como DT después, todo eso me ha dado una trayectoria que, cuando uno transita las canchas o entra a la Liga Cordobesa de Fútbol soy saludado y respetado por mucha gente.

¿Y que enseñanza le dejo también, el hecho de haber viajado con las inferiores e Talleres representando a Córdoba y a la Argentina teniendo que enfrentar a equipos de América y a su vez salir victorioso?

Creo que eso es inigualable, algo único dentro de de mi carrera, haber viajado a la hermana Republica de Chile durante 11 años junto a esos niños-grandes y saber que el único familiar que tienen es uno, me a llenado de orgullo. Haber logrado 17 títulos internacionales en distintas categorías y escuchar el Himno Nacional y ver flamear la Bandera de nuestro país fuera de casa me ha hecho caer las lagrimas. Salir victorioso fue el resultado del trabajo que siempre hicimos con el cuerpo técnico, que no ha sido otra cosa que acompañar, mejorar y pulir sus capacidades técnicas e individuales y potenciar su crecimiento como persona primero y como jugadores después.

¿Que representó para usted haber sido nominado junto a J. J. López y Rubén Magnano al premio CORDOBA CUNA DE CAMPEONES del año 2000?

Representó mucho en lo personal, en la familia que me bancó, que ese logro era de ellos, haber sido reconocido por la Liga Cordobesa de Fútbol por los logros conseguidos en esos años, me ponía a la altura de esas grandes figuras, por supuesto que no lo gane (risas); lo ganó Rubén Magnano. Eso me fortaleció, me hizo crecer y me comprometió aun mas con mis cosas, con mi vida, con mis trabajos.

¿Cómo llegó al Club Atlético Almirante Brown?

De la mano de mi gran amigo Carlos “La Pantera” Tonkovich, me acuerdo que me presentó como una persona con mucha experiencia, como su ayudante y trabajando en la parte física, haciéndolo de la misma manera que lo hice siempre, con responsabilidad, con respeto y saber que, haber llegado a esta altura de mi carrera me da la posibilidad de poder elegir donde y cuando quiero dirigir, a tal o cual club y por sobre todo eso, ser humilde en la vida y hacérselo saber a los dirigentes de esta prestigiosa institución en esa oportunidad, que lo que quería en ese momento y lo que quiero actualmente es trabajar en el club.

¿En qué otro lugar trabaja?

Trabajo en el Poder Judicial desde hace treinta años, (me acuerdo que tenía un año de antigüedad cuando me accidente), en la parte penal –instructor de causas, oficial mayor- de los juzgados de menores de esta provincia y como lo he dicho siempre, capacitándome permanentemente en mis trabajos y estar en un orden de mérito para el cargo de Oficial de Justicia, casi como un premio a mi esfuerzo y sacrificio, una cosa pendiente en mi vida y en mi trabajo, es no haber terminado mi carrera de abogado, que sería mi próximo objetivo final en cuanto a estudios se refiere.

¿Se le complica venir a dirigir a Malagueño con los otros trabajos que tiene?

En absoluto, cuando alguien en la vida es responsable, no hay complicación que valga, manejo muy bien mis horarios, tanto con mis trabajos como estar compartiendo momentos con la familia, atender las tareas del colegio del más chico, llevarlo a jugar y dirigir los domingos en Talleres, visitar al resto de la familia, visitar amigos, trato de hacer una vida normal.

¿Cuál es el objetivo del club con un plantel integrado en su mayoría por jugadores tan jóvenes?

Hay un objetivo final por parte de los dirigentes actuales, que me lo han hecho saber y es llevar a cabo un trabajo a largo plazo con dicho plantel y poder competir por el logro de un campeonato no muy lejano, con un plantel integrado por jugadores exclusivamente del club.

¿Después de la ida temprana de los dos técnicos anteriores fue difícil lograr unir al grupo de jugadores, que tengan confianza entre ellos mismos? 

Lo importante es tener mucho diálogo con el plantel y dirigentes y no venir a contarle a ellos que gane o quien soy, sino hacerles entender que los protagonistas son ellos y que deben estar preparados para esto. Los jugadores entendieron mi mensaje y saben que el objetivo de los dirigentes es un beneficio para ellos, nos juntamos a comer el asado de los jueves, compartir un ágape cuando se gana, hacerlos sentir verdaderos jugadores de fútbol y que sepan que estar en la “B”, es una circunstancia y que cualquiera puede saltar al fútbol mayor, si hace bien las cosas en su club. Un hecho para destacar de lo que se ha logrado hasta acá y me pone contento, es que los frutos se están viendo, ya que hay jugadores que están siendo observados por empresarios. 

¿Cuál es su expectativa a futuro con el Almirante Brown?

Que el equipo siga creciendo, como lo a hecho hasta ahora, que no es poco, que sigan surgiendo jugadores y de muy buena calidad, pero que sepan que tienen que aprender mucho. Saber aprovechar su oportunidad y crecer por sobre todas las cosas como personas. Y por último hacerles saber a todos que cuando mi amigo (Tonkovich) me ofrecía venir acá, no me equivoque, que hay cosas por hacer en lo futbolístico y esa es mi tarea. Además quiero felicitar a la nueva comisión directiva por haber ganado las elecciones pasadas, hacerles saber que no tienen nada que envidiar a las instituciones de Córdoba Capital, que las cosas que he visto en lo estructural y en lo institucional, habiendo transitado muchos clubes, les puedo decir que son un club modelo a imitar.


Nota de Aldo Emanuel Navarro.

 

Foto Galería

  • :: Ampliar foto ::

  • :: Ampliar foto ::

  • :: Ampliar foto ::

  • :: Ampliar foto ::

  • :: Ampliar foto ::

    junto a Raúl Peralta uno de sus ex dirigidos

  • :: Ampliar foto ::

 

Otras Noticias

06/11/2010 “Haber conformado el Racing del ‘80 fue muy importante para mi carrera”... (leer +)

19/03/2010 Entrevista al nuevo DT de Almirante Brown: Luis "Chaca" Ludueña... (leer +)

26/01/2010 Cristian Di Giamberardino- "En Haití se necesita mucha ayuda humanitaria"... (leer +)

29/12/2009 Leandro Requena quiere triunfar en el arco de Talleres... (leer +)

12/11/2009 Paco Funes "Yo quiero ser artista callejero"... (leer +)

31/07/2009 Carlos Requena, el D.T. de Almirante Brown.... (leer +)

19/07/2009 Federico García ¡Pasión por el fútbol!... (leer +)

www.infoguiamalagueno.com.ar /